dilluns, 30 d’abril de 2012

Definir el foco creativo

Para fomentar la creatividad puede ser un buen recurso definir un foco de atención. Esto nos permite activar el pensamiento creativo en un ámbito, por ejemplo:
  • Quiero ideas nuevas en el área de aplicaciones de telefonía móvil.
  • Quiero ideas nuevas para cocinar platos con arroz.
  • Quiero ideas nuevas para el diseño de mesas.
Normalmente la mayoría de nosotros sólo somos creativos cuando nos surge un problema o dificultad, somos reactivos, pero podemos pasar a ser proactivos y fijar hacia donde va dirigido nuestro impulso creativo.
El foco creativo puede ser abierto, como en los ejemplos anteriores, pero también puede ser más específico:
  • Queremos ideas para aumentar la rapidez de la atención al público que forma filas para pagar ante las cajas del supermercado (perfeccionamiento)
  •  Queremos ideas para reducir el desperdicio de comida en mi casa. (perfeccionamiento)
  • Queremos ideas para simplificar el menú de funciones de un ipod. (perfeccionamiento)
  • Necesitamos ideas para reducir la condensación de vapor en las paredes de los baños. (resolución de un problema)
  • Necesitamos ideas para reducir el consumo energético de una tostadora (resolución de un problema)
  • Necesitamos un chocolate que no se derrita en el desierto (tarea)
  • ¿Como podemos usar un pegamento que no pega de forma permanente, se puede despegar fácilmente? (aprovechar una oportunidad)
La última pregunta corresponde a un caso real, es el adhesivo del post-it.  El adhesivo fue creado en el año 1968 por el doctor Spencer Silver, empleado de la empresa norteamericana 3M. Durante varios años, 3M no le dió ninguna aplicación comercial. En el año 1974, el científico Art Fry, por entonces empleado de investigación y desarrollo de 3M, decidió utilizar el pegamento desarrollado por Spencer Silver, para crear el prototipo de los actuales Post-It. El objetivo de Fry era crear señaladores para marcar las páginas de un libro y que al revisar las paginas del libro, estos permanezcan adheridos. El nuevo adhesivo tenía la ventaja, de que al despegar o reposicionar los señaladores, el libro no quedaba dañado.
En el año 1980, la firma 3M lanzó al mercado los primeros Post-It. Y hasta la actualidad el producto resultó ser un éxito.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada