dissabte, 28 d’abril de 2012

La sinceridad conmigo mismo


La sinceridad juega un papel muy importante en cualquier proceso de crecimiento personal. Me refiero sobre todo a la sinceridad con uno mismo, es decir no autoengañarnos. Las personas utilizamos diferentes mecanismos evitativos, que nos permiten evitar el contacto con aspectos de nuestra personalidad que no queremos ver. Por eso en terapia intentamos mirarnos con sinceridad y abrirnos a todos los aspectos de nuestra personalidad. Lo ideal seria poderlos mirar sin juicio, sin valoración, aceptando lo que simplemente es. Pero nuestras creencias personales son muy severas y nos autocastigamos por lo que no nos gusta de nosotros mismos.
Por eso en el proceso de crecimiento personal, normalmente, hemos de pasar por una fase de duelo interno a medida que somos más y más sinceros. Si tenemos el valor de pasar está etapa, después puede surgir la integración de lo que hemos visto y con ella un aumento de nuestro bienestar.

Pongamos dos ejemplos:
  • Un trabajador de una empresa pone toda su atención en las formas autoritarias de su jefe y constantemente se esta quejando - mi jefe no me deja opinar, no me deja hablar, si tengo una idea no me escucha, ......-. Pero tras una mirada sincera descubre que él no escucha a sus hijos, ni a su mujer, ni a sus hijos, ... Reconocer que él mismo hace aquello que tanto criticaba será un proceso doloroso, pero si lo afronta podrá llegar a aceptarlo y sus relaciones serán más fluidas. Está persona proyectaba en los demás lo que no se atrevía a ver en él.
  • Un padre de familia es muy buena persona hasta que un día cae enfermo, tiene úlcera de estomago y el dolor le hace ponerse de mal humor y gritar a sus hijos y a su mujer. Tras una mirada sincera descubre que la úlcera es consecuencia de la tensión interna por no expresar antes su enfado y tragárselo (retroflexión). La enfermedad le ha permitido darse el permiso de expresar su rabia y su malestar, pero realmente lo sanador sería que la pudiera expresar sin necesidad de buscar ninguna excusa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada