dimecres, 4 d’abril de 2012

Mi experiencia personal - Educación, creatividad, ...

Yo fui un niño muy introvertido y con dificultades para expresar emociones. El entorno académico me sirvió de anclaje porque era un ámbito en el que obtenía buenos resultados. Recuerdo que tenía especial facilidad para las matemáticas y la física, incluso me gustaba explicar los temas de estas materias a algunos compañeros de clase.

Siempre sentí fascinación por las actividades de grupo, el teatro, el esplai, … pero eran ámbitos que me daban mucho miedo.

Crecí con la creencia (no justificada), que todavía arrastro, de que todo lo manual (dibujo, manualidades, bricolaje, …)  se me da mal.

Cuando tuve que escoger una carrera elegí “Física”. Al principio obtuve buenos resultados y eso me sostuvo emocionalmente, pero a partir del tercer curso empecé a sentir fuertes crisis de ansiedad que me dificultaban sobre todo los exámenes y además me empezaron a aburrir las matemáticas de la física moderna.
 Acabé la carrera, agotado, y me dieron una beca para hacer el doctorado. Sin embargo ya no tenía ganas de hacer nada más que fuera académico, y estaba muy cansado mentalmente, así que al cabo de un año dejé el doctorado.

Después busqué trabajo y lo encontré fácilmente como profesor de secundaria, era algo que al mismo tiempo me atraía y me aterrorizaba. Seguí adelante y fácilmente aprobé las oposiciones de profesor de Tecnología. Y este es el trabajo que he desarrollado en los últimos 15 años. Ha sido un trabajo que siempre me ha despertado la creatividad y me ha permitido hacer cosas muy diferentes, pero al mismo tiempo me ha generado mucho sufrimiento.
Cuando mis hijos iniciaron la escolaridad me replanteé la forma de enseñar del sistema educativo; eso nos llevó a mi mujer y a mí a desescolarizar a nuestros hijos e intentar desarrollar un proyecto de escuela libre junto a otras familias, que finalmente abandonamos sin que llegará a consolidarse. Desde entonces he tenido un interés creciente por los proyectos innovadores y he mostrado una crítica constante al sistema educativo, especialmente porque tiende a destruir la capacidad creativa y la espontaneidad de los alumnos.

 Hace unos años inicié otro proyecto de doctorado en la universidad y estuve trabajando como profesor asociado un par de años, hasta que me di cuenta de que me aburría y que el trabajo del instituto lo encontraba mucho más creativo. Sin embargo seguía teniendo la dificultad con el contacto personal que he tenido desde pequeño y el trabajo de educador era agotador para mí y me generaba sufrimiento.
En los últimos 4 años he acelerado mi proceso de búsqueda, y he buscado ayuda a través de la terapia gestalt, las constelaciones, el rio abierto, el teatro, el enegrama, la meditación, etc.
Todo esto me ha llevado a un profundo proceso de  transformación personal, y a afrontar aspectos de mi trabajo docente que antes no era capaz de sostener emocionalmente. Ahora me siento más integrado como persona y he podido empezar a disfrutar de la docencia y plantearme retos que antes sentía fuera de mi alcance.

Mirando mi historia personal con perspectiva he podido hacerme consciente de:
  • Tengo talento para la física y las matemáticas, pero aunque me gustan, los proyectos científicos que he conocido en la universidad no despiertan mi pasión. 
  • La docencia en secundaria me despierta pasión, y tengo talento para hacerlo. Sin embargo hasta hace muy poco me ha costado mucho sostenerlo emocionalmente, me faltaban habilidades de lo que podríamos llamar "inteligencia emocional". El proceso de crecimiento personal me ha permitido sentirme más sereno y poder enseñar de una forma más coherente con mis convicciones personales.
  • Me apasiona acompañar a otras personas en su proceso de autoconocimiento personal para poder desarrollar su "inteligencia emocional" y descubrir sus talentos y su "elemento" (y deshacer el enredo que a veces tapa la esencia personal). Y las dificultades y contradicciones personales que he vivido me ayudan a entender mejor este proceso. 
Enredo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada