dissabte, 5 de maig de 2012

Pagar el precio y mirar hacia lo nuevo

Durante la vida inevitablemente sufrimos pérdidas, de personas, de lugares, de trabajos, ... A veces estas pérdidas pueden ser muy dolorosas, y nos pueden llevar a sentir dolor, culpa, pena, ... Para evitarlo en algunas ocasiones preferimos mirar hacía otro lugar y evitar el contacto con la emoción.
Pero normalmente, está actitud, lo que hace es congelar la pérdida y nos dificulta su superación.
Si queremos mirar hacía lo nuevo, sin quedar anclado en pérdidas del pasado, es preferible aceptar que hemos de pagar el precio, es decir aceptar el dolor, el duelo, la culpa o el sentimiento que nos produce y tomarlo con toda su profundidad.

Cap comentari:

Publica un comentari