dissabte, 26 d’abril de 2014

CUANDO LA VIDA ME EMPUJA...

La vida del ser humano es como el camino del héroe del cuento.... Aquel personaje que necesita resolver un enigma, superar un reto para poder crecer y superarse en la vida. A lo largo de su camino el héroe encuentra personajes ayudadores, que le echan una mano en momentos de dificultad, y personajes antagonistas, que le dificultan la resolución del reto... Todos ellos son necesarios para que el héroe conquiste su meta, para que conecte con su fuerza interior, con la confianza en sí mismo, en sus capacidades y talentos.


La vida no se detiene, a veces desearíamos pararla, ponernos en "pausa", dormirnos durante un tiempo.... con la esperanza de que al despertar, la tormenta hubiera pasado....Pero la Vida es más sabia que nosotros y nos empuja hacia delante, los acontecimientos no se detienen, no me preguntan si estoy preparada para afrontarlos....

Cada reto, cada conflicto que resuelvo con los recursos que tengo en cada momento, me permite crecer interiormente, sin lugar a dudas... No es necesario que lo haga a la perfección ni que lo resuelva siempre solo, muchas veces puedo contar con apoyos externos, y es importante que me sienta merecedor de ellos y que pueda tomarlos con gusto, sabiendo que, en otras ocasiones, yo podré dar apoyo a otros. La red de relaciones que vamos tejiendo nos sostiene a todos. Tanto si voy sólo como si voy acompañado, es importante que conecte con mi fuerza interior, con mi esencia, con mi talento personal, que pueda sostenerme en mi mismo y apoyarme en los demás.

Los momentos de éxito son como remansos de paz, llanuras en las que descansar y sonreír. Me permiten descansar, celebrar y compartir tras la superación del reto.... Pero estos momentos son más escasos que la dura escalada del reto a superar, y esto no es casualidad. El crecimiento y la madurez se adquiere atravesando bosques, escalando montañas.... los momentos de éxito son el premio por el camino recorrido y me permiten recuperar fuerzas para seguir caminando, creciendo y compartiendo.

Si la vida me lo trae es que lo puedo tomar.... puedo hacerlo desde la suficiencia, desde la excelencia o desde cualquier punto intermedio.... Todo está bien.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada