divendres, 16 de setembre de 2016

CUANDO LA RELACIÓN DE PAREJA LLEGA A SU FIN...

Cuando la relación de pareja llega a su fin es de vital importancia que podamos hacer un buen cierre, es decir, que estemos dispuestos a soltar, a dejar ir a la persona con la que hemos compartido lo más íntimo y preciado de nosotros mismos.

Tanto si la relación ha sido de largo recorrido en el tiempo o más breve, si la hemos finalizado nosotros, o ha sido de mútuo acuedo, o si hemos sido dejados.... Sea como sea es necesario tomar conciencia de que el recorrido llega a su fin y que nos tomemos un tiempo para mirar hacia atrás y revisar lo vivido. Es importante que en esta mirada ponga una especial atención en todo aquello que me ha nutrido de la relación y de la otra persona, en todo aquello que necesito agradecer al otro y que me ha permitido crecer, incluso cuando estas vivencias hayan sido escasas o limitadas. El agradecimiento me ayuda a soltar desde un lugar de calma, desde la satisfacción, desde los que sí he recibido... También puedo darme cuenta de qué deseos positivos tengo  para la otra persona y para mí en la nueva etapa que comienza...

Y en paralelo transcurre el duelo por la separación, pudiendo haber tristeza, enfado, liberación... Todo sentimiento es posible y necesita hacer su curso, tomarse su tiempo.

Si no puedo soltar desde el agradecimiento y los buenos deseos, corro el peligro de quedarme atrapado en el resentimiento y la queja, o la culpa y la vergüenza, o el odio... De esta manera me quedo literalmente enganchado a la persona de la que quiero separarme, y me quedo mirando al pasado, a los recuerdos, a lo que fue y ya no es, pero que yo actualizo en mi mente con el pensamiento. Esta energía es estéril, me lleva al bloqueo y al malestar, corriendo el riesgo de quedarme instalado en el victimismo o en la culpa. Esta actitud puede interferir en una futura relación de pareja, impidiendo que yo pueda estar del todo disponible para ella y para la nueva relación, o me puede llevar a repetir patrones de sufrimiento del pasado.

El agradecimiento me hace libre, y la queja y el reproche me esclavizan....


Cap comentari:

Publica un comentari